Stay In Touch
¿Existen estrategias ganadoras en el siglo XXI o son sólo cantos de sirena? (6/7) Estrategia#6: Ser innovador
¿Existen estrategias ganadoras en el siglo XXI o son sólo cantos de sirena? (6/7) Estrategia#6: Ser innovador

Innovar en los procesos de gestión puede suponer la diferencia frente al resto de competidores en el mercado

En mi experiencia como Interim Manager, veo casos en los que los “capitanes” de las empresas no han dedicado el tiempo de reflexión necesario para trazar el rumbo. Tiempo para evaluar y desarrollar la estrategia adecuada a su empresa, y sobre todo, en muchas ocasiones encuentro que dudan, que no poseen la cabeza fría y del brazo firme para ponerla en práctica.

Siguiendo con la serie de 7 estrategias ganadoras que ya han sido testadas en diferentesmodelos de negocio y han demostrado que pueden ser patrones que pueden inspirarnos a la hora de decidir e implementar y vertebrar nuestro propio negocio, en este artículo hablaremos de los efectos de Ser Innovador como estrategia diferenciadora de nuestra empresa.

6. Ser innovador

Innovación, innovación, innovación. Cambio, cambio, cambio.

Peter Drucker dijo una vez: “si gestionas tu negocio hoy como ayer, es muy probable que mañana no haya un negocio para gestionar“. Si bien esta frase suena lapidaria y muy dura, interpreto que lo que el Sr. Drucker realmente quería decir era que las cosas a nuestro alrededor cambian tanto que nuestros sistemas, procesos y maneras de pensar tienen que cambiar también.

Esto es, que estamos obligados a innovar, a cambiar, forzados por los cambios a nuestro alrededor puesto que como comentaba en otro artículo, hemos de ser conscientes de que la gallina de los huevos de oro ya no pone donde lo hacía siempre.

Quizás esto no es nuevo para la mayoría. Estamos ya viviendo en un momento donde innovar es algo que ha de estar impregnado en nuestro ADN y que a nadie le ha de asustar eso de cambiar. ¿O sí?

En algunas conferencias relacionadas con el cambio, suelo pedir a la gente que levanten mano si el cambio no les da miedo y si consideran que están abiertos al cambio. Siempre hay un gran número entusiastas del tema con las manos levantadas…

Después, les pregunto si siempre duermen en el mismo lado de la cama y si al desayunar siempre se sientan en el mismo sitio… y ¡todos se ríen dándome la razón en que nos gusta el cambio siempre y cuando no sea para nosotros!

Pero nos guste más o menos, las condiciones del mercado obligan a las compañías a innovar rápidamente y sobre todo a ser capaces de hacerlo con más frecuencia de las que a veces les gustaría.

Estuve hace un tiempo hablando con Justo Nieto (Fundación Globalidad y Microeconomía) acerca delconcepto de Innovación y confirmé con él lo que en mi labor diaria como Interim Manager constato: Cuando las empresas hablan de I+D+i siguen pensando más en la I(nvestigación)+D(esarrollo) centrados en su producto y lamentablemente muy poco aún en la i(nnovación) de su forma de gestionar el negocio.

Pero si nos paramos a reflexionar, probablemente encontraremos razones más que justificadas para abordar la Innovación, razones a añadir a la ya conocida de que no hay otra opción o nos quedaremos desfasados en el mercado. También constatamos que si somos proactivos y fomentamos nosotros la innovación, tenemos un cierto control del riesgo y además, probablemente hasta descubramos que puede ser muy rentable.

Comentaba Juan José Romero en su blog, que la palabra más repetida en los últimos tiempos esINNOVACIÓN. La primera reflexión que deberíamos hacer viendo la preocupación de los empresarios por este tema, es que efectivamente algo tiene que estar sucediendo para que la búsqueda de nuevos hitos sea tan acuciante. La globalización ha traído como defecto una gran igualdad entre las empresas, dado que todas tienen acceso a las mismas tecnologías casi de modo simultáneo. Por otro lado, es sabido que la única manera de sobrevivir en un mundo tan igualado es diferenciándose, y de ahí se supone el enorme y creciente interés por la innovación.

La innovación podemos entenderla desde dos vertientes:

    • Tecnológica: en procesos o en productos (o ambas cosas)
    • No tecnológica: en gestión (gestión administrativa, gestión de personas, layout, gestión de conocimiento…)

Realmente, y a modo de resumen, podríamos decir que la I+D a secas (sin la “i”) suele generar “invenciones”, más que las “innovaciones” propiamente dichas.

Parece como si en las empresas sólo hubiera ojos para el cambio tecnológico (tecnología dura) y no para la tecnología blanda (modelos de negocio y modelos de gestión) aunque desde mi punto de vista,las innovaciones más difíciles de conseguir son las primeras (las tecnológicas), porque no solo requieren sustanciales sumas de dinero en inversión en I+D, sino que también se precisa encontrar un equipo de personas muy eficientes y productivas en el campo de la investigación. Ambas cosas parecen estar solo al alcance de las grandes compañías, siendo difícil encontrar PYMES o empresas menores que sean punteras en este tipo de innovación. Curiosamente, cuando las empresas piensan en innovar tienen en el punto de mira estas innovaciones, las más difíciles –insisto-.

Desde mi experiencia como Interim Manager, constato que frecuentemente es más fácil obtener diferencias competitivas ahondando en mejoras “no tecnológicas”, aunque es llamativo como muchos empresarios y emprendedores no caen en la cuenta de ello. En el campo de la gestión administrativa y de reingeniería de procesos hay mucho camino por andar, especialmente para muchas pequeñas empresas.

Según mi experiencia, la mayoría de los procesos de cambio en las organizaciones pueden agruparse alrededor de tres grandes necesidades genéricas:

    • Para ser más ligero (Generarán proyectos de restructuración y reducción)
    • Para ser mejor (Generarán proyectos de reingeniería y mejora continua)
    • Para ser diferente (Generarán proyectos de reinvención y regeneración del negocio)

Cada proceso de cambio de los arriba descritos corresponde a una situación distinta y tiene su forma de acometerse persiguiendo unos objetivos distintos, que contemplo en mi forma de trabajar: laMetodología SPCIFYC®. Si bien en todos los casos, la creatividad es parte importante del proceso, considero que tanto el ser mejor como el ser diferente pueden dar lugar a grandes saltos en la Innovación del modelo empresarial.

Pensamos en diferentes industrias y encontramos revoluciones de los modelos de negocio (en Telecomunicaciones, regalando terminales para captar uso de prepago al negocio de datos y a operadores virtuales), en hipermercados (línea blanca, compra online, fidelización) en aerolíneas (competidores de bajo coste, canales propios de venta online) y en casi todos los otros consolidación, segmentación, posicionamiento de valor y de precio etc.

Para poder transformar las empresas y guiarles hacia estos cambios de modelo de negocio, se ponen en marcha iniciativas de cambio, bien orientadas en sistemas, cambios de organización, cambios de procesos y muchos más. Sin embargo, una gran parte de estas iniciativas innovadoras fracasan a la hora de alcanzar sus metas: nuevos sistemas de TI que no generan los resultados deseados, desarrollo de productos que no llegan a tiempo, programas de reducción de costes que consiguen menos de lo estimado y así un sinfín de ejemplos.

Todos los modelos teóricos coinciden en que la gestión del proceso de Innovación es tan importante como el cambio del proceso mismo. Dicho proceso se tiene que basar en que la gente entienda el cambio, el proceso hacia delante y se incentiven para ello. La realidad dice que en muchas empresas se observa que una comunicación descendiente desde los niveles altos de la organización, de acuerdo al “punto de vista” del emisor, que no es siempre compartido o entendido, suele generar malos resultados e incluso, en muchos casos, proyectos fallidos. En lugar de presentar a nuestra gente una comunicación “empaquetada” en un powerpoint comentándoles el nuevo rumbo y pidiéndoles que apoyen cualquier cambio, sería mucho más efectivo ayudarles a descubrir la situación y el proceso adelante y de esta manera convencerles y engancharles. Para eso es necesario trabajar las tres preguntas clave en un proceso de Innovación: ¡Por qué! ¡Qué! ¡Cómo!

    • Por qué: Normalmente los que están involucrados en el proyecto de cambio desde el principio, han visto la necesidad e incluso han trabajado con las consecuencias de no hacer el cambio. Sin embargo a la hora de comunicarlo, esto se olvida y se comunica directamente lo que hay que hacer por lo que las personas nuevas en ello no tienen un marco de referencia del cambio. Esto hace que su motivación sea baja o inexistente. Es imprescindible explicar el porqué del cambio y la mejor manera sería trabajar con mapas de aprendizaje para que la gente descubra la necesidad y no sólo la escucha.
    • Qué: Clarificar objetivos, resultados y metas. Explicar qué va a conseguir la empresa no es suficiente ya que la pregunta habitual es: ¿Y a mí qué? A mí me piden un cambio, ¿pero yo qué gano? Por lo que es también muy importante trabajar la comunicación de descubrimiento de las cosas que cada uno obtendrá con el éxito del programa del cambio.
    • Cómo: Generar una visión compartida y crear compromisos a la hora de implementar. Para terminar de alinear a la gente, se debería tener una visión compartida del proceso hacia el cambio y sobre todo un Plan de Acción definido, convincente y atractivo; ya que va a ser la hoja de ruta de toda una organización a lo largo de un camino que se nos antoja desconocido e inseguro.

No innovar nos condena a repetir siempre lo que hacemos. Y a lo peor… ¡nos pasamos el resto de nuestra vida haciendo lo mismo! Porque alguien dijo que el infierno consistía en repetir el mismo día, todos los días. Si nos encanta lo que hacemos, luchemos porque no perezca en un entorno cambiante. Y si no nos gusta lo que hacemos… ¿A qué esperamos para cambiarlo?

Fuente: navactiva.com

 

0
Shares

Etiquetas: , ,

Comments
Send a Comment

La pagina de tu Blog se ha actualizado…

[..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…


Ing. Cayuetano Hernandez Garcia says:

ok. Muy interesante sus comentarios

Muchas gracias por tu comentario Cayetano
Es un placer comprobar que desde tan lejos se aprecian mis opiniones y mis experiencias
Un saludo

[…] Estrategia#6: Ser innovador noviembre, 2010 3 comentários 3 […]

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Próximos Eventos
  • No hay eventos